El Juzgado de Policía de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), mantiene una estricta vigilancia en las instalaciones de la fábrica de concreto Concretec, con el fin de evitar que de nuevo entre en operaciones de manera ilegal, tal como lo venía haciendo desde hace varios años.

Ante esta situación, los propietarios de la empresahan iniciado los trámites para obtener el permiso de operación y realizar su traslado a otro lugar, ya que su funcionamiento, en la residencial El Molinón, de Tegucigalpa, es incompatible por ser una zona residencial, informó la jueza de Policía de la municipalidad, Mirian Reyes.

La dependencia municipal clausuró por segunda vez y de manera definitiva la compañía, en acatamiento a un fallo en su contra, del Juzgado de Letras de lo Contencioso Administrativo, que consideró que no debía operar en este sector porque hay viviendas, centros educativos y oficinas públicas y privadas.

Esto motivó la solicitud de los permisos correspondientes a la AMDC, para operar legalmente y en una zona donde no afecte a la comunidad, mientras tanto, las instalaciones estarán resguardadas por agentes de la Policía Municipal y Policía Preventiva, señaló la funcionaria.

La presencia de los agentes es para evitar que se retiren los sellos que indican que laindustria fue cerraday siga trabajando, como ocurrió en otras ocasiones, explicó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *