Las autoridades de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), están implementando una serie de medidas para descongestionar las calles y avenidas de la capital, lo que vendrá a contribuir con el ahorro en el consumo de combustible y el tiempo de desplazamiento de un lugar a otro.

Entre las iniciativas está la construcción de pasos a desnivel, la ampliación de carriles y el cambio de semáforos en algunos puntos de la ciudad que se ven más afectados por alto tránsito de vehículos.

Otra de las medidas que busca incrementar la capacidad espacial de cada una de las vías capitalinas, se pondrá en marcha en los próximos días con la implementación de las grúas que comenzarán a levantar los automóviles estacionados en zonas no autorizadas.

Aníbal Ehrler, gerente de Movilidad Urbana de la municipalidad, informó que previo a que las grúas empiecen a operar, se ha realizado un proceso de socialización y señalización en los sectores donde no será permitido estacionarse, con la finalidad de que los conductores busquen lugares alternos para no perjudicar la libre movilización vehicular y de los peatones.

“Al proyecto le hemos llamado seguridad vial y peatonal, la idea de esto es no solo agilizar el tráfico vehicular sino que traer seguridad”, ya que un carro mal estacionado o sobre una acera disminuye la visibilidad y puede provocar un accidente o atropellamiento de personas, argumentó.

Añadió que los trabajos están avanzados en un 70 por ciento y entre las zonas que entran en la regulación está el centro histórico de Tegucigalpa y Comayagüela, los bulevares Suyapa, Comunidad Europea y Centroamérica, así como algunas calles de alto tránsito vehicular.

La socialización consiste en dejar hojas volantes en los parabrisas de los automóviles, con información sobre los sitios en los que no se podrán estacionar, para que los motoristas estén advertidos sobre la entrada en vigencia de la iniciativa, apuntó.

Los estacionamientos que estén pintados en verde son solo para el sector residencial, los de azul para todo el público y el amarillo significa que es totalmente prohibido aparcarse, explicó el funcionario.
Insistió en que la modalidad está vez, es que las grúas son propiedad de la comuna y que las multas no superarán los 800 lempiras porque no se trata de hacer negocio con esta medida sino que los motoristas entiendan que deben contribuir con el orden de la ciudad.

Al menos serán 19 las zonas intervenidas y las sanciones se aplicarán de acuerdo a una tabla, que será elaborada de acuerdo al kilometraje recorrido desde donde se levante el vehículo hasta el plantel al que será llevado, que son las instalaciones de la antigua Penitenciaría Central, en el barrio La Hoya, de Tegucigalpa.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *