Por el escándalo de las fallas del sistema de atención médica que ha costado la vida de decenas de ex combatientes, el gobierno de Barack Obama experimentó las bajas de su gabinete de los presuntos responsables de esta desatención: el secretario de Asuntos de Veteranos, Eric Shenseki, y la del portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Sus renuncias fueron aceptadas por el presidente Barack Obama, luego de haber calificado de fallas “totalmente inaceptables” del sistema de atención médica y hospitalaria que han provocado incluso la muerte de un considerable número de veteranos.

“La semana pasada advertimos que si se descubrían comportamientos indebidos se castigaría a los responsables”, dijo Obama a los medios.

larazon.pe

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *