El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, advirtió hoy que de no enfrentar a tiempo el problema de la quema de unidades del transporte público, se corre el riesgo que el mismo se extienda por todo el territorio nacional.

Luego de un recuento de los hechos violentos registrados en lo que va del año con un saldo de, al menos, 35 muertos y más de 15 heridos, el ombudsman hondureño hizo un llamado a las autoridades gubernamentales, a la sociedad y a la policía para unir esfuerzos y enfrentar en conjunto este problema que pone en riesgo la integridad y la vida de conductores y pasajeros.

Hemos contabilizado alrededor de 33 hechos violentos de los cuales hemos registrado 35 personas muertas y 15 heridos, detalló el funcionario.

Explicó que en lo que va del año han registrado, por lo menos, el incendio de seis buses con un saldo de un conductor muerto y otro severamente lesionado.

“Todo esto nos pone en un conjunto de problemas en relación con la vida, con la seguridad personal, con la integridad, con el derecho a la circulación y con el derecho a la propiedad” puntualizó.

Declaró que este tipo de problemas afecta mucho más porque daña servicios que son útiles a la comunidad y ponen en incertidumbre a las personas que se trasladan en las unidades del transporte público.

Reiteró que este tipo de acciones violentas entorpece la vida normal de los habitantes, de allí la importancia de realizar un trabajo conjunto entre el gobierno, la sociedad y la policía para contrarrestar este tipo de delitos.

Herrera Cáceres, reconoció que la policía ha estado realizando acciones muy activas y diligentes en contra de la criminalidad, sin embargo, es del criterio que se deben hacer mejores esfuerzos para prevenir este tipo de delitos que están siendo investigados en cuanto a su real causalidad.

Sostuvo la quema de buses es un tema que se debe atacar y prevenir, en toda su intensidad, con el esfuerzo asociado entre el gobierno, sociedad y la policía.

Advirtió que de no hacerlo de esa manera se corre el riesgo que el problema se siga ampliando a lo largo y ancho del territorio nacional.

Ya tenemos seis casos de incendios que están siendo investigados pero también tenemos alrededor de 35 muertos más de 15 heridos, situación que nos hace sentir como que el problema va creciendo paulatinamente y que es necesario ponerle un alto, declaró.

En lo que va del año, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos registró, alrededor de 33 hechos violentos en las unidades de buses con un saldo de más de medio centenar de víctimas de los cuales 35 perdieron la vida en circunstancias violentas.

Entre los muertos figuran 9 conductores de bus, 5 ayudantes, 2 despachadores, 18 pasajeros y un empresario del transporte.

El informe del CONADEH establece que de los 33 hechos sangrientos 16 se registraron en el departamento de Francisco Morazán, 14 en Cortés, 1 en Copán, 1 en Atlántida y 1 en Colón.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *