Tegucigalpa.- La diputada liberal por Francisco Morazán, Gabriela Núñez, presentó en las últimas horas un proyecto de ley para crear el fondo para el pago del pasivo laboral, en entidades públicas del Estado.

Manifestó que el fin de la iniciativa es establecer un mecanismo más ágil y no tan tortuoso como el que existe actualmente para el pago de prestaciones en la administración pública, que asciende a mil millones de lempiras y que se sabe que el Estado no lo podrá hacer efectivo en un solo año.

En ese sentido, se autoriza a la Secretaría de Finanzas, a que todos los recursos que están ya en el Presupuesto General de la República pasen a constituirse a ese fondo especial mediante la figura de un fideicomiso.

Núñez indicó que muchos trabajadores de la administración pública que han sido cesanteados principalmente en el sector salud y en el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa), tienen dos, tres y hasta cuatro años de estar esperando que les paguen las prestaciones.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *