El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, instó hoy a la Oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) para que  interceda por los miles de niños hondureños y de otros países centroamericanos detenidos en albergues en Estados Unidos.

El ombudsman hondureño también exhortó a la Cruz Roja Internacional para que esté vigilante y se  dé a  la niñez, detenida en albergues de los Estados Unidos, el tratamiento humanitario que corresponde por ser niños.

Herrera Cáceres abogó porque no haya una deportación automática y que en su lugar se les brinde asilo o el estatus de refugiados.

Explicó que los niños tienen derecho al asilo siempre que sus padres estén en condiciones de asistirlos y que los consulados y toda la protección del Estado se haga efectiva en el lugar donde se este solicitando el mismo.

“Creo que no debería dejarse de considerar este elemento fundamental para resguardar el interés superior del niño”, declaró.

Consultado en torno a lo declarado por la embajadora de Estados Unidos en el sentido  que la ley se cumplirá y sean niños o adultos serán deportados, el titular del CONADEH, dijo que respetaba lo declarado por la diplomática.

Ellos tienen sus leyes y nosotros las respetamos al igual que lo hacemos con las leyes de todos los países, sin embargo, apuntó, hay consideraciones fundamentales como son las contenidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Explicó que la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos la considera como un derecho internacional consuetudinario, es decir, un derecho que también obligaría a los Estados Unidos a su cumplimiento.

Espero que la interpretación que se esté dando a esa Declaración sea sobre la integralidad de los derechos para todas las personas entre las cuales la niñez  tiene consideración especial, declaró.

Agregó que el interés superior del niño y de la niña debe prevalecer en el trato que se les da, en el respeto y en la protección.

“Si se hace efectivo eso, se respetan las leyes y también al derecho internacional que prevalece sobre las leyes internas”, puntualizó.

Indicó que todos los Estados del universo incluyendo Estados Unidos concurrieron en la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en las cuales se da una consideración especial a la niñez.

Reiteró que hay un interés superior que  está reconocido internacionalmente, es decir, que los niños deben tener la prioridad en cuanto a los esfuerzos de protección y de tutela que deben efectuar todos los Estados del mundo.

Se tiene que velar porque los niños  no sean afectados ni en su salud física ni mental, que tenga la proximidad siempre de sus padres y que no reciban ningún daño en su comportamiento psicológico o en su vida, comentó.

Nuestra solicitud especifica, dijo Herrera Cáceres,  es que se les de a ellos el trato especial, que  les asegure el  acompañamiento de sus padres, que sus derechos son respetados y que los cónsules tengan acceso a todos los lugares a donde ellos se encuentran albergados.

Además, que se verifique la alimentación, sus condiciones de salud, su comodidad, mientras se toma una decisión  que no tenga que ver con una deportación en la misma forma como se hace con los adultos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *