La celebración del 238 aniversario de la Independencia de Estados Unidos realizada en la residencia de la Embajada Americana, contó con la presencia del Presidente Juan Orlando Hernández, acto en el que aprovechó para recalcar que “Es importante estar en esta casa de un hermano país, que es un amigo y vecino”.

“Ambos países siempre vamos a estar unidos porque somos hermanos y vecinos porque todo este tiempo hemos estado cerca el uno del otro”, dijo al iniciar su intervención y mientras se dirigía a la embajadora Lisa Kubiske.

Después aseguró que “Cuando pasamos momentos difíciles en el país, allí estuvo usted siempre, Embajadora, para apoyarnos, pero como lo he dicho siempre, en el objetivo de recuperar la paz y la tranquilidad del pueblo hondureño no vamos a retroceder ni un milímetro”.

Como somos amigos, a veces discrepamos en algunos asuntos –prosiguió el mandatario- pero por el respeto y la dignidad de un país pequeño que somos, tenemos derecho a reclamar y clamar por ese respeto, ante el mandato que he recibido del pueblo hondureño.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *