El Presidente Juan Orlando Hernández y la Primera Dama, Ana García de Hernández, conjuntamente con la secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), graduaron el fin de semana en Santa Bárbara, a trescientas mujeres como microempresarias del pan, pupusas y baleadas.

Este proyecto, que forma parte del programa social “Vida Mejor” que impulsa el Gobierno de Hernández, tiene el objetivo de crear las oportunidades para que familias de escasos recursos inicien sus propios negocios y despeguen económicamente.

“Estoy muy contento de estar en Santa Bárbara, tierra del junco, café y mujeres bellas. Ustedes saben que les guardo un cariño especial, porque detrás de esas montañas está mi tierra”, comenzó diciendo Hernández.

“Estamos aquí con mi esposa Ana, quien ha tenido la oportunidad de compartir mis sueños, aspiraciones de cómo poder transformar la vida, primero al pueblo de Lempira y ahora al pueblo hondureño”, manifestó.

“No importa si nació pobre”, dijo Hernández para luego agregar: “Aprovechen lo que Dios les da para salir adelante y de eso se trata el programa Vida Mejor”: de demostrar que con pequeños cambios se levanta a la gente para que salga adelante”.

Asimismo, se hizo entrega de eco fogones, filtros purificadores de agua y eco hornos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *