El uruguayo Luis Suárez fue presentado oficialmente en la sala de prensa Ricard Maxenchs en una multitudinaria conferencia para periodistas. El nuevo jugador del Barcelona explicó sus primeras sensaciones tras haber entrenado con el equipo y jugado unos minutos en el Trofeo Joan Gamper.

Luego de una breve presentación y bienvenida del director deportivo Ardoni Zubizarreta y del vicepresidente deportivo Jordi Mestre, se vio un video del atacante. Mestre informó que el club pagó “81 millones de euros (108 millones de dólares)”.

La prensa esperaba la palabra de Suárez. “Primero que nada quería agradecer al club, por la confianza que me dan, y a la gente, que me dio el apoyo ayer”, fueron sus primeras declaraciones y luego volvió a agradecer al equipo por cumplirle un sueño.

Le preguntaron a Suárez cuándo nació su deseo de jugar en el Barça y dijo que “viene desde hace años” y que cuando se dio la posibilidad, no lo dudó. “Nunca pensaba que llegaría este momento”, sentenció.

El futbolista nacido en Salto, Uruguay, ya tuvo sus primero minutos con la camiseta culé y comentó que las sensaciones son “espectaculares, muy emocionantes” y que “fue una gran sensación jugar en el Camp Nou”. El tema de la sanción impuesta por FIFA era inevitable.

Suárez se mostró sereno y contestó a todos los cuestionamientos sobre su pena. “La sanción es la que es, hay que aceptarla. He tratado con profesionales adecuados. Me preocupé por lo que había hecho, trato de borrarlo y sólo pienso en el presente”, confesó.

Suárez hizo una devolución profunda, mostró su dolor y arrepentimiento ante su inactividad: “La lección que tengo que aprender es personal. Tengo que tratar de olvidar lo que pasó. La sensación de volver a jugar es linda. Es duro saber que no volveré hasta dentro de 2 meses”.

Tampoco se olvidó que su multa le impide jugar con Uruguay y que se perderá la Copa América del año próximo. “Los partidos que me pierdo de la selección aún duelen mas, por el esfuerzo que hice para llegar al Mundial y por lo que amo a mi país.

Hay que aceptarlo, olvidar y apoyar a mis compañeros desde afuera”, se lamentó. Finalmente, como su sanción finaliza el 26 de octubre y él podría hace su debut oficial ante el Real Madrid, se le consultó a Suárez si se sentía preparado para volver en un partido tan importante. “Todo depende del entrenador si me toca jugar o no”, cerró.

Fuente: Infobae

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *