Tegucigalpa.- El titular de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), Leandro Osorio Santos, aseguró hoy que los privados de libertad de la Penitenciaria Nacional del sector de Tamara, aun hacen llamadas telefónicas.

El entrevistado dijo que en ese centro penal todavía existe conexión entre los que están privados de libertad y los que están en el exterior, a través de teléfonos satelitales como también de líneas celulares.

“Ya hemos identificado algunos delincuentes que están operando y están mandando ordenes a lo externo para poder cometer los ilícitos tales como el asesinato, homicidios, cobros sicariatos y también utilizando a miembros de maras o pandillas para hacer hechos que lamentamos todos”, señaló.

No obstante, el jefe de la DNIC, aseveró que ya están recabando información de inteligencia técnica y electrónica para darles seguimiento a los malhechores que operan desde las instalaciones carcelarias.

Por su parte, el miembro de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), Ricardo Cardona, recordó que en su momento se emitió una ley para bloquear el la señal de las torres para evitar la salida de llamadas desde la Penitenciaria, no obstante, tuvieron que proceder a otra alternativa por los constantes reclamos de la población que vive en los alrededores del recinto carcelario.

“Se ordeno la colocación de bloqueadores; Estos bloqueadores se utilizan en todo el mundo… y es la tecnología que realmente funciona, se entierran dentro del centro penal y bloquea precisamente todo el perímetro dentro de la cárcel”, comentó.

Cardona, argumento que ellos envían cada 15 días técnicos a todos los centros penales del país a supervisar si hay salida o no. “Cuando se ha encontrado que hay salida se hace técnicamente lo que se tiene que hacer y se bloque nuevamente”.

Ante la denuncia del número uno de la DNIC, el titular de Conatel, aseguró que mandará a realizar una investigación este mismo día, no obstante, manifestó que le extrañaba por qué Osorio Santos no ha puesto la denuncia a los órganos correspondientes.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *