El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, se pronunció en contra de suspender el servicio público de salud en los hospitales porque se afecta a toda la población y, en especial, a los sectores más pobres del país.

“No se puede suspender el servicio público de salud porque eso afecta de toda la población” dijo el ombudsman hondureño.

Explicó que ese servicio público fue creado para dar satisfacción al derecho colectivo a la salud de toda la población.

Indicó que en la crisis actual que hay del sistema hospitalario del país se debe tener en cuenta preferentemente a los más pobres.

Ellos son los que deben tener acceso gratuito a los medicamentos y ser tratados en forma acorde con su dignidad humana por parte de todas las personas que trabajan en el sistema hospitalario, apuntó.

Se estima que Honduras cuenta con 8.7 millones de habitantes de los cuales, el 66.5% viven en condición de pobreza y de estos el 46% en situación de extrema pobreza.

Herrera Cáceres declaró que la salud es un derecho fundamental que sirve de base prácticamente para el goce de todos los demás derechos humanos.

Considera que todas las reclamaciones que hacen quienes trabajan en el sector salud deben ventilarse porque tienen que ver con sus propios derechos humanos, sin embargo, reiteró que no se puede suspender el servicio público de salud, porque eso afecta a toda la población.

CONADEH presentará informe en los próximos días

El defensor de los derechos humanos reveló que en las inspecciones realizadas en los centros hospitalarios del país verificó la carestía que hay de medicamentos en la mayor parte de los centros asistenciales, no obstante, aplaudió la decisión del Gobierno de comenzar a abastecer a los mismos.

Adelantó que el informe sobre las inspecciones realizadas a nivel nacional por el CONADEH ya se encuentra en su etapa final y será presentado públicamente en los próximos días.

Indicó que en el mismo se darán a conocer las recomendaciones al Gobierno para mejorar esta situación y evitar que se repita en el futuro.
El pueblo tiene derecho a gozar del derecho a la salud

Consultado sobre las protestas de un sector de empleados de la salud, el defensor del pueblo, respondió que todas las personas tienen derecho a manifestarse, a expresar sus opiniones, siempre que no se afecte el servicio público que prestan.

“Lo que no se puede afectar es el servicio público de salud, ese tiene que ser respetado, porque implica los derechos de toda la colectividad que tiene primacía, en estos casos, sobre las manifestaciones individuales”, declaró.

Históricamente, los pacientes que visitan los diferentes hospitales del país se han tenido que enfrentar a la escasez de medicamentos, situación que los obliga a acudir al sector privado, donde los precios son más altos y los tienen que pagar de su propio bolsillo.

Dado el contexto de pobreza que se vive en el país, se estima que las condiciones de salud que afectan a la población están asociadas a comportamientos socioculturales, falta de ingresos suficientes en los hogares, deficiente nivel educativo y limitadas oportunidades laborales.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *