Tegucigalpa.- El fiscal adjunto del Ministerio Público, Rigoberto Cuéllar calificó como “chantaje político” la petición de un juicio político presentada por el Partido Libertad y Refundación (LIBRE).

A criterio del fiscal la verdadera intención del partido Libre “era que mi esposa no continuara con una querella contra uno de sus militantes en radio Globo, porque si no lo quitaba iban a presentar un juicio político y yo no podía caer en ese chantaje político”.

Señaló que el Congreso demostró una madurez jurídica digna de aplaudir y apreciar por parte de la ciudadanía, “creo que es poco lo que se puede agregar a lo que los diputados discutieron en un ambiente muy democrático y muy rico en cuanto a opiniones”.

“Yo me quedaría con lo que dijeron algunos al basar su razonamiento para no admitir el juicio político básicamente en dos extremos, el primero de ellos en que era peligroso dejar una puerta abierta para utilizar un instrumento tan formal y tan serio, como ese juicio político, para dar entrada a intereses de carácter particular por un lado y por otro lado, que igualmente era peligroso, dar entrada a través de este instrumento para amedrentar operadores de justicia que están cumpliendo a cabalidad con su labor”, señaló.

Asimismo, Cuéllar dijo que ya la propia ley establece en qué casos procede un juicio político, debe usarse en aquellos casos donde está vinculada directamente la función del servidor público, donde se demuestre una abierta negligencia o acciones que son incompatibles con la Constitución de la República y ninguno de los supuestos plasmados en una denuncia contenían estos elementos, además que si usted toma la denuncia en realidad se hablaba de generalidades sin ningún tipo de documentación de respaldo y muchas de ellas, yo diría en un 95 por ciento, completamente equivocadas puntualizo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *