El político Carlos Treviño, reconocido detractor del fútbol, mostró su descontento en las redes sociales por la congestión de tránsito que se produjo en la ciudad a minutos de la presentación oficial de Ronaldinho con Los Gallos Blancos de Querétaro y quedó envuelto en un escándalo por racismo. Cuando pidió disculpas ya era tarde.
image

“En serio trato de ser tolerante, pero detesto el futbol, y el fenómeno idiotizante que produce… Lo detesto aún más porque la gente estorba e inunda las avenidas para hacer que tarde dos horas para llegar a casa… Y todo para ver a un simio… Brasileño, pero simio aún. Esto ya es un circo ridículo”, redactó Treviño en su facebook personal.
image

El fuerte mensaje no tardó en tener repercusión, y el club Gallos inmediatamente pidió el castigo por racismo contra “Dinho”, el fichaje más importante en la historia del fútbol mexicano: “Llegaremos hasta las últimas consecuencias de ley, para que este tipo de expresiones no vuelvan a afectar a ninguno de nuestros jugadores y miembros del club”

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *