Las autoridades de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) continúan trabajando en el modelo que utilizarán para operar el sistema de agua potable una vez que sea traspasado a la institución por parte del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillado (SANAA).

Durante una reunión la Corporación Municipal abordó el tema y la estructuración de un contrato de operación que será manejado mediante una alianza pública entre la comuna y la División Metropolitana del SANAA, que en la actualidad es la operadora del servicio en la capital.

La municipalidad asumirá la titularidad del manejo, pero el ente autónomo será el operador por medio de un convenio que establecerá reglas de eficiencia claras, un plan de inversión, metas de efectividad y productividad, orientadas a prestar un mejor servicio, manifestó el regidor Rafael Barahona.

Explicó que pese a que se tiene planificado brindar un servicio de calidad, la Alcaldía implementará un modelo de gestión en el que solamente necesitará alrededor de 800 trabajadores para manejar el sistema.

“Actualmente la División Metropolitana cuenta como con 1700 empleados, nosotros vamos a trabajar con 800 de esos empleados en un nuevo modelo de gestión, siempre público pero con eficiencia, es decir, vamos a reducir la planilla casi en un 50 por ciento”, detalló.

Añadió que “nos vamos a quedar con la parte técnica del SANAA, con la gente que conoce el sistema, que conoce el acueducto, que sabe dónde están las fallas, dónde hay mala tubería y cómo se operan las represas”.

La AMDC asumirá la responsabilidad de pagar el pasivo laboral de los 800 trabajadores que absorberá, mientras que el gobierno tendrá que reconocer los derechos del resto de los empleados con que cuenta la División Metropolitana, apuntó

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *