El primero en manifestarse fue el español Mariano Rajoy, enfrentado al proceso soberanista de Cataluña

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, felicitó a los escoceses por el resultado del referéndum celebrado el jueves y por haber protagonizado un “escrupuloso respeto a la legalidad” que les ha llevado a evitar las “graves consecuencias” que habría supuesto la independencia.

Rajoy valoró de esta forma el resultado de esa consulta en una declaración distribuida en video por el Ejecutivo español.

La declaración de Rajoy se produce además en la jornada en la que el Parlamento de Cataluña tiene previsto aprobar una ley que permita convocar una consulta soberanista en la región, que el Gobierno español rechaza por inconstitucional.

El jefe del Ejecutivo subrayó que los escoceses han decidido “de manera clara e inequívoca” seguir formando parte del Reino Unido y, por extensión, de la Unión Europea. Y recalcó que lo han hecho “de forma masiva, pacífica y con un escrupuloso respeto a la legalidad de su país”.

“Con su decisión, los escoceses han evitado las graves consecuencias económicas, sociales, institucionales y políticas que habría supuesto su separación del Reino Unido y de Europa”, aseguró Rajoy.

Para el presidente del Gobierno español, los escoceses eligieron “entre la segregación y la integración, entre el aislamiento y la apertura, entre la estabilidad y la incertidumbre, entre la seguridad y el riesgo cierto”.

“Y han elegido la opción más favorable para todos, para ellos, para el resto de ciudadanos británicos y para Europa”, insistió Rajoy, quien celebró que Escocia siga siendo parte del Reino Unido y contribuyendo a su grandeza, a su cohesión y a su desarrollo.

“Como ciudadanos europeos, nos felicitamos de que sigan con nosotros, colaborando y participando con hechos relevantes en el gran proyecto político que es la Unión Europea”, ha recalcado.

En esa línea, subrayó que cree profundamente en la integración de la Unión Europea porque ese es el camino que ha llevado a superar “las tragedias en nuestra historia” y permite afrontar con éxito los retos del futuro.

También el líder de la oposición española, el socialista Pedro Sánchez, afirmó que la decisión de Escocia de continuar en el Reino Unido es “una buena noticia para Europa” y destacó que los escoceses han elegido el autogobierno “juntos”.

BARROSO: “EL REFERÉNDUM ES BUENO Y FAVORECE UNA EUROPA MÁS UNIDA”

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, afirmó que el resultado del referéndum de Escocia en contra de su independencia del Reino Unido es “bueno” y favorece una “Europa más unida y fuerte”.

“Doy la bienvenida a la decisión del pueblo escocés de mantener su unidad con el Reino Unido”, dijo Barroso, que afirmó que “este resultado es bueno para la Europa unida, abierta y fuerte que la Comisión Europea apoya”.

Barroso subrayó que “la Comisión Europea se felicita por el hecho de que durante el debate habido en los últimos años, el Gobierno escocés y los escoceses han reafirmado repetidamente su compromiso europeo”.

Asimismo subraya que el Ejecutivo comunitario “seguirá comprometido en un diálogo constructivo con el Gobierno escocés en las áreas que quedan bajo su responsabilidad, y que son importantes para el futuro de Escocia”.

En esas áreas, el presidente saliente de la CE incluye “el trabajo y el empleo, la energía, el cambio climático y el medioambiente y la regulación inteligente”.

COMISARIO EUROPEO DE COMERCIO: “EL SÍ HUBIERA SIDO UN TERREMOTO POLÍTICO DE LA NATURALEZA DEL IMPERIO SOVIÉTICO”

Con anterioridad, el comisario europeo de Comercio, el belga Karel De Gucht, se congratuló del resultado del referéndum en Escocia y dijo que el sí escocés hubiera sido “un terremoto político de la naturaleza del imperio soviético”, en declaraciones a la radio nacional belga Radio1 y según recoge el diario De Staandard.

Barroso ha señalado reiteradas veces que si una parte de un Estado miembro alcanzase la independencia pasaría a ser un “tercer país” con respecto a la Unión y dejaría de pertenecer a ella.

En tanto, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, consideró que si Escocia desarrolla ahora una mayor autonomía cultural y económica bajo el paraguas del Reino Unido podría convertirse en “un modelo” para el resto de países con movimientos independentistas.

En una entrevista en la radio pública alemana, Schulz realizó este análisis al ser preguntado por la posibilidad de que el resultado del referéndum escocés haya puesto freno al temido “efecto dominó” que habría generado el “sí” en países como España, que afronta un debate soberanista en Cataluña.

EL PRESIDENTE DEL PARLAMENTO EUROPEO, MARTIN SCHULZ, EXPRESÓ: “ME ALIVIA EL RESULTADO”

“Creo que si ahora se llega a un autogobierno razonable en el ámbito cultural, económico y de las infraestructuras, pero, al mismo tiempo, se permanece bajo el techo del Reino Unido, puede ser un modelo satisfactorio también para otras regiones”, manifestó.

Schulz se mostró “contento” con la victoria del “No” y con el desarrollo de la consulta, “un proceso interno y democrático en el Reino Unido, donde el referéndum había sido reconocido por el Gobierno en Londres”.

“Me alivia el resultado (…) la próxima vez que vea a David Cameron le diré que me parece bien un Reino Unido en una Europa unida”, añadió.

Según apuntó, la UE no tenía un plan B porque no cuenta con un plan A, ya que los tratados no prevén qué ocurre en el caso de que una región se independice de un estado miembro.

Por su parte, el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, acogió el resultado del referéndum sobre la independencia de Escocia con satisfacción y lo vio como muestra de que “el mundo aún no ha enloquecido totalmente”.

“El resultado del referendo me ha hecho muy feliz”, señaló el socialdemócrata, cuyo país se separó de la vecina Eslovaquia en 1993 mediante un acuerdo político entre ambas partes.

De haber tenido éxito la iniciativa secesionista se habría desatado una “ola de nacionalismo”, agregó el mandatario checo, para quien “el mejor futuro de Europa es la integración y no más desgarrones”.

“Está bien que, en vez de dedicarnos a afrontar los resultados del separatismo escocés, podemos ahora concentrarnos en Europa a fortalecer la economía y la estabilidad en los países que nos rodean”, concluyó Sobotka en alusión a la crisis en Ucrania.

En una declaración ante la residencia oficial de Downing Street, David Cameron dijo que los partidos británicos cumplirán con el traspaso de más poderes a Escocia en materia fiscal y del Estado del bienestar y confió en contar para el próximo enero con la legislación correspondiente.

El jefe del Gobierno expresó también su satisfacción por la decisión de Escocia de mantener juntas a las “cuatro naciones” -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- tras la victoria del “No” a la independencia en el referéndum del jueves.

Cameron afirmó que el “resultado ha sido claro” y es una “oportunidad” de cambiar la forma en que el país es gobernado.

“Ahora es el momento de que nuestro Reino Unido se una y siga adelante. Una parte vital de eso es un acuerdo equilibrado, justo para la población de Escocia y, lo que es importante, para todos en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte también”, añadió.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *