El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, lamentó hoy el contexto de violencia en que vive la población hondureña y exhortó a las autoridades encargadas de la seguridad a realizar investigaciones exhaustivas que permitan reducir el alto índice de impunidad en el país.

“Vivimos en un contexto de violencia en donde el Estado tiene la obligación de eliminar las condiciones que provocan las reiteradas violaciones del derecho a la vida”, dijo el funcionario.

El ombudsman hondureño considera necesario que las autoridades hagan investigaciones más exhaustivas que permitan determinar las causas de tantas muertes en el país y con ello reducir el alto índice de impunidad.

Indicó que en este contexto de violencia tanto la juventud como la niñez son susceptibles a ser reclutados muchas veces por la delincuencia organizada y por la no organizada.

Explicó que el esfuerzo tiene que ir más allá de lo tradicional y remarcó que el Estado y el gobierno se sustentan en la sociedad y si la sociedad no se moviliza el gobierno solo no va a dar una respuesta de Estado fuerte y contundente frente a las acciones desafiantes que le plantea la delincuencia común y organizada.

Reiteró que los hondureños estamos viviendo en un contexto de violencia en donde cada vez son más constantes los ataques contra periodistas, abogados, taxistas, buseros, maestros e incluso representantes de iglesias.

Insistió en que el Estado debe asegurar la eliminación de esas condiciones que están provocando la perdida, bastante seguidas, de vidas humanas y, sobretodo, manejar los sistemas de investigación que permitan la judicialización de los casos, la sanción de los delincuentes y la verificación de las causas que provocan estos delitos.

Señaló que toda la sociedad hondureña está atemorizada y que ese sentido de temor generalizado no ayuda a la acción unitaria del Estado en contra de las estructuraras del crimen organizado y no organizado.

“Es necesario que la sociedad reaccione porque la mayor fortaleza de la acción gubernamental vendrá de una cooperación activa y decidida de parte de la sociedad hondureña”, puntualizó.
Herrera Cáceres, se solidarizó con las familias de los profesionales del derecho que han muerto violentamente y exhortó a las autoridades encargadas de la seguridad en el país a investigar para evitar que los hechos violentos queden en la impunidad.

Indicó que el ejercicio del derecho se ha convertido en una profesión de alto riesgo para quienes la ejercen, debido a los niveles de inseguridad que hay en el país.

81 abogados murieron violentamente entre el 2010 y septiembre del 2014

Un informe del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), reveló que, al menos, 81 profesionales del derecho han perdido la vida en circunstancias violentas desde el año el 2010, de los cuales 5 murieron en lo que va del 2014.

El documento del CONADEH establece que en enero perdió la vida Oswaldo Lujan, en Tela Atlántida, posteriormente en marzo fueron ultimados el juez de paz de Iriona Colón, Lenin Castañeda y el abogado José Nicolás Bernárdez, los otras víctimas identificadas como Dilmer Reyes y Rafael Paredes, fueron ultimadas en el mes de septiembre.

2013, escenario de 29 hechos violentos contra abogados

Durante el 2013, el CONADEH registró 29 hechos violentos, contra profesionales del derecho, con un saldo de 33 víctimas, de las cuales, 24 perdieron la vida mientras que 9 resultaron heridas.

El informe detalla que de las 24 personas muertas, 21 eran profesionales del derecho y 3 particulares que se encontraban en el mismo lugar donde ocurrió el hecho violento.

En lo que respecta a las 9 personas que resultaron heridas, 6 eran abogados, un empleado de un bufete, así como la madre y la hija de una profesional del derecho.

En el documento se explica que de los 21 abogados muertos violentamente, 19 eran hombres y 2 mujeres.

El documento indica que entre las víctimas del 2013, figuran un juez de un tribunal de sentencia, un fiscal del Ministerio Público, 2 ex jueces, 1 ex candidato a regidor por el partido LIBRE, un regidor por el Partido Liberal.

A estos se agregan, abogados con orientación al área laboral, civil y penal, alrededor de 6 profesionales del derecho con bufete privado, un asesor de la Corporación Dinant, un asesor de una institución del Estado, un candidato alcalde por el Partido Anticorrupción y un pasante de la carrera de derecho, entre otros.

Uno de los hechos preocupantes señalados en el informe del CONADEH es que, en alrededor de 15 casos los responsables de cometer el hecho sangriento son personas desconocidas.

5 profesional del derecho murieron en el 2014

En lo que va del 2014, cinco profesionales del derecho perdieron la vida en circunstancias violentas de los cuales, 3 murieron en San Pedro Sula, 1 en Tela y 1 en Colón, todos víctimas de las armas de fuego.

Cortés y Francisco Morazán los más violentos para el ejercicio del derecho

De acuerdo a los registros del CONADEH, entre el 2010 y septiembre del 2014, 10 de los 18 departamentos del país, han sido escenario de hechos sangrientos donde perdieron la vida 81 miembros del gremio de abogados.

Los departamentos de departamento de Francisco Morazán con 31 abogados y Cortés con 26 fueron escenario del 70% de la muerte de profesionales del derecho.

Otros departamentos donde se han registrado muertes violentas de abogados son Yoro con 6, Atlántida 5, Colón 5, Olancho 3, Copán 2, Comayagua 1, Choluteca 1 y El Paraíso con 1.

De las 81 víctimas registradas por el CONADEH, 68 (84%) son hombres y 13 (16%) mujeres.

Finalmente se establece que 73 víctimas, que representan el 90%, fueron ejecutados con armas de fuego, 4 murieron por asfixia por estrangulamiento, 3 por arma blanca y uno por un supuesto suicidio.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *