Mientras la coalición internacional intensifica las ofensivas contra el Estado Islámico, los combatientes del grupo terrorista se encuentran a poco más de un kilómetro y medio (una milla) de distancia de la capital iraquí de Bagdad, según informa la Fundación para la Ayuda y la Reconciliación en Medio Oriente.

“El Estado Islámico está a menos de dos kilómetros de entrar a Bagdad”, señaló un portavoz de la Fundación, consigna The Independent.

A su vez, apuntó contra Occidente a quien acusó de sobrestimar las capacidades del grupo yihadista de expandirse en la región. “Dijeron que nunca podía suceder y está a punto de ocurrir [el ingreso de ISIS a Bgdad]”. “Obama dijo que sobreestimó lo que el ejército iraquí podía hacer. Sólo tiene que estar aquí apenas por un corto tiempo para saber lo que pueden hacer”, añadió.

El grupo yihadista también se encuentra a cinco kilómetros de la ciudad siria kurda de Ain al Arab, en la frontera con Turquía, “la menor distancia” desde que comenzó la ofensiva de la coalición internacional, hace dos semanas, indicó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El avance de ISIS tiene lugar a pesar de los ataques de la coalición liderada por los Estados Unidos en los alrededores y otros lugares de Siria contra las posiciones de esta organización extremista.

“Ellos están a 5 km al sur y sudeste de Kobane (nombre kurdo de Ain al Arab), es la menor distancia alcanzada por el ISIS”, indicó a la agencia AFP, Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Esta fuente precisó que los cohetes del grupo yihadista habían alcanzado por primera vez el centro de la tercera ciudad kurda de Siria.

“Al menos 16 cohetes cayeron en el centro por primera vez, dejando un muerto y varios heridos”, señaló Abdel Rahman, cuya organización se basa en informaciones de una amplia red de fuentes civiles, médicas y militares.

“Es el bombardeo más violento que ha tenido lugar contra esa ciudad”, apuntó. Y agregó que también cayeron cohetes en la frontera turca, o sea al norte de Ain al Arab.

Un fotógrafo de la AFP afirmó que un obús de mortero lanzado desde Siria había alcanzado el lunes el territorio turco cerca del puesto fronterizo de Mursitpinar (sur). Otro obús cayó el domingo en una vivienda de la ciudad fronteriza turca de Suruç, dejando tres heridos, según el ejército turco.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *