Choluteca.- Tras los acontecimientos suscitados hace unos días donde militares torturaban a unos civiles, las máximas autoridades de la seguridad nacional decidieron suspender de su cargo al comandante del Regimiento de Caballería Blindada (Recablín), coronel Reynaldo Márquez.

El jueves pasado se publicaron fotografías en las que se observa a militares maltratando a obreros de la mina Cuculmeca.

En las gráficas se evidencia cómo les cubren la cabeza con una camisa y los obligan a beber agua sucia.
Los militares presentaron denuncia en el Ministerio Público y en oficinas de Derechos Humanos.

Al respecto, el comandante de las 101 Brigada Militar, coronel Benedicto Chicas, dijo que “hasta que aparecieron la series de fotografías se enteró de lo sucedido en las minas de El Corpus y se procedió a investigar”.

En la investigación realizada, dijo, se verificó que fueron tres elementos (soldados) del Regimiento de Caballería Blindada (Recablín) y que deberá informar a la superioridad, además que ya está indagando de lo sucedido personal de Inspectoría General de la Fuerza Ejército.

Sin embargo, contrario a lo manifestado por el coronel Chicas que fueron tres los uniformados que realizaron acciones violatorias a los derechos humanos, uno de los ofendidos, Evis Arkeleo Rueda Muñoz, dijo que fueron entre seis y ocho los soldados, incluyendo al que llamaban “Teson”.

Chicas manifestó que los involucrados en lo sucedido deberán ser juzgados ante los órganos competentes y cuando los señalados de la acción cometida contra civiles sean requeridos por las autoridades del Ministerio Público, los uniformados serán presentados.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *