Las autoridades de la Alcaldía del Distrito Central aprobaron el primer Plan de Desarrollo Municipal con Enfoque en Ordenamiento Territorial, que fue elaborado para los próximos 20 años con el objetivo de que tanto el área urbana como rural del municipio crezcan de manera integral.

El documento fue aprobado, por unanimidad, por la Corporación Municipal en una sesión de cabildo abierto en la que participaron representantes del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), organismos internacionales, gremios profesionales y sectores organizados de los barrios y colonias de Tegucigalpa y Comayagüela.

En el proyecto se consideran las potencialidades y limitantes del territorio, además, recopila y consolida todos los planes existentes del municipio como el de Metroplán, riesgos, agua, áreas protegidas, Arriba Capital y Capital 450, entre otros.

Establece, entre otras cosas, que la ciudad ya no puede seguir extendiéndose hacia el sur porque algunas urbanizaciones ya se encuentran cerca de la jurisdicción de otros municipios, en cambio, los proyectos habitacionales deben ejecutarse en predios ubicados en la carretera a Olancho.

Asimismo, la construcción de un segundo anillo periférico, saneamiento del río Choluteca, conservación y protección de los recursos forestales, ampliación del Trans 450 y de las salidas de la capital y la revitalización del centro histórico de la ciudad.

Su elaboración estuvo a cargo de la empresa ASP Consultores y se enmarca en la Ley de Ordenamiento Territorial y Ley de Visión de País y Plan de Nación, a un costo de 1.4 millones de lempiras financiados por el Banco Mundial a través del Programa de Administración de Tierras de Honduras (PATH), con una contrapartida del gobierno central y otra de la comuna.

El plan se concretó en año y medio con la participaron de especialistas de la municipalidad, la Secretaría de Planificación (Seplan), el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillado (SANAA) y la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) .

La Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la organización Goal y el Instituto de Conservación Forestal (IFC), entre otras instituciones.

Luego de su aprobación el alcalde municipal, Nasry “Tito” Asfura, manifestó que el plan es importante para definir el futuro de la capital, aunque no es un documento como este el que se sacará adelante el municipio sino la participación de todos los habitantes porque en la medida que pasa el tiempo las cosas cambian.

“Estamos claros y concientes de la pasión de las cosas, de lo que debemos hacer con amor y con mucho trabajo para devolverle a la gente la credibilidad en sus autoridades pero, en primer lugar, el amor y el patriotismo a Honduras”, aseguró.

Dijo que si bien se están invirtiendo muchos recursos en obras de infraestructura vial, “no nos estamos olvidando de los barrios y las colonias, los microempresarios, el tema ambiental y mitigación de desastres”, por mencionar algunos.

Hay que pensar “cómo vamos a cuidar lo que tenemos y cómo vamos a mejorar lo que tenemos, para también después, darle paso a un programa como este”, ya que los compromisos son grandes igual que reto de resolver el problema del agua potable con la municipalización del sistema que en los próximos meses podría concretarse, añadió.

Señaló que “nosotros los políticos tenemos que entender que no podemos seguir jugando con el futuro de la gente, no pensando en una próxima elección sino pensando en las futuras generaciones, qué les vamos a dar, cuál es nuestra responsabilidad, porque la historia nos va a juzgar”.

Parte del plan expuesto ya se está ejecutando pero la inversión que se requiere para completarlo en un 100 por ciento no se logrará en una administración, sino en unas cuatro o cinco porque está elaborado para 20 años, puntualizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *