Tegucigalpa. El jefe de Vigilancia de la Salud, Bredy Lara, dijo hoy en conferencia de prensa que se está investigando y tomando las medidas de prevención en Roatán después de la visita de una enfermera que trabaja en el laboratorio del Presbiteriano de Dallas, en Texas donde estuvo interno el primer pacientes que murió por ébola.

La pasajera bajó, pero aún ahora no presenta ningún síntoma de la enfermedad, según lo ha informado la empresa naviera y el Centro de Control de Enfermedades, CDC, de Atlanta, Georgia, ella no tomó ninguna agencia para hacer turismo, sólo hizo un recorrido particular, sin embargo se están investigando los lugares que visitó y las personas con quien anduvo, dijo Lara.

“La enfermera continúa asintomática, y al continuar asintomática, significa que no tiene posibilidades de trasmitir la enfermedad”, aclaró el funcionario a los medios de comunicación.

El crucero en el que viaja la empleada del hospital de Texas pertenece a la compañía Carnival Magic y atracó en el Puerto de Roatán el pasado miércoles, con un aproximado de 4,209 personas, entre pasajeros y tripulantes.

La información que se proporcionó al puerto es que no venía ninguna persona con enfermedades infecto contagiosas, u otra sintomatología, pero el día miércoles por la tarde el capitán recibió la información del CDC de Atlanta, Georgia, que en ese barco había una huésped que trabaja en la parte del laboratorio del hospital Presbiteriano de Dallas, de Texas y se le informó que tubo contacto con pacientes infectados con ébola.

Las autoridades de Salud continúan con los preparativos de protocolo y prevención en los puntos aéreos para evitar que la enfermedad entre al país.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *