Tegucigalpa.- Con críticas recibieron la asistencial del presidente de la Corte Suprema de Justicia ayer en el velatorio de la abogada que fue asesinada el pasado jueves en Catacamas, Olancho.

El titular del Poder Judicial fue cuestionado por los presentes por la poca seguridad que le brindan a los funcionarios que laboran para ese órgano de justicia y que están expuestos directamente con el delito.

El hecho ocurrió cuando Rivera Avilés asistió a las honra fúnebres de la defensora pública del poder judicial, Iris Elizabeth Argueta,ocurrida el jueves por la noche en la ciudad olanchana.

La reacción de los asistentes se debe a que varios operadores de justicia han sido asesinados en los últimos meses, lo que ha generado un ambiente de impotencia entre los trabajadores del sector judicial y la Fiscalía General, así como en varios abogados.

Debido al hecho el titular de la Corte Suprema de Justicia debió retirarse del velatorio de la profesional Argueta.

Argueta fue atacada por varios sicarios en pleno centro de Catacamas y fue atacada a tiros cuando estacionaba su automóvil.

El vocero del poder judicial, Melvin Duarte, dijo que el magistrado Rivera Avilés fue resguardado rápidamente por su personal de seguridad y retirado de la zona.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *