Tegucigalpa.- El Director de Fiscales, Rolando Argueta, aclaró, que el Ministerio Público no persigue personas sino conductas criminales en el caso del asesinato del abogado Edwin Eguiguren, luego de señalamientos de parte familiares y defensores de Kevin Solórzano.

“En el caso del joven Kevin Solórzano, quiero dejar sumamente claro que el MP no lo persigue, ni a él, ni a nadie, nosotros nada más realizamos nuestras actuaciones en torno a una investigación, y en el caso que esa investigación arroje elementos probatorios, contundentes, veraces y certeros de que una persona tuvo participación en un delito, estamos en la obligación de presentar un requerimiento fiscal y de continuar con el procedimiento como ha sucedido en este caso” aseguró Argueta.

El funcionario manifestó que “hemos visto por los diversos medios de comunicación expresiones de grupos organizados, grupos universitarios, parientes del joven universitario, a quienes respetamos muchísimo, en torno a decir que se está cometiendo una injusticia”.

Sin embargo, como MP no ven hasta el momento la posibilidad de la injusticia, por cuanto desde la audiencia inicial se han llevado contra esta persona las pruebas testifícales, pruebas anticipadas, pruebas periciales y pruebas de reconocimiento.
Kevin Solórzano
“En rueda que las pruebas dan fe que esta persona Kevin Solórzano, participó como indiciado en el asesinato del ex fiscal Eguiguren y en la tentativa de asesinato contra la esposa del mismo”.

En ese sentido, el funcionario reafirmó que el MP, a través de la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal, continuará de manera objetiva indagando en este caso en el que perdió la vida quien fuese el esposo de una fiscal, en un hecho ocurrido el 11 de noviembre de 2014, en la aldea El Chimbo, y por el que el viernes anterior la Corte de Apelaciones confirmó la Prisión Preventiva a Kevin Solórzano, con lo que se estaría a la espera se señale la hora y día de la Audiencia Preliminar.

Argueta reiteró “Queremos dejar claro, que no estamos persiguiendo al joven universitario, si llega un momento en que las pruebas indican que no tiene ninguna participación, nosotros mismos como MP, por el principio de legitimidad, estamos obligados a pedir su excarcelación y el sobreseimiento provisional o definitivo de la causa”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *