noviembre 25, 2020

“Honduras no retrocederá en su lucha por recuperar la paz y la tranquilidad. Lo que hemos hecho en un año es significativo, reconozco que falta mucho todavía pero vamos a paso firme”, señaló este martes el Presidente Juan Orlando Hernández.

Y agregó: “Honduras ya no está sola en esta lucha contra el narcotráfico, somos el único país que está conectado con Estados Unidos al más alto nivel, al igual que con Colombia, Guatemala y otras naciones”.

Sobre la entrega a la justicia de Estados Unidos de los dos líderes principales del cartel de Los Cachiros, el Mandatario hondureño dijo que “Los delincuentes saben que no tienen espacio acá y se entregan; ellos (los hermanos Javier Eriberto y Devis Rivera Maradiaga) sabían que había movimientos para capturarlos y que en pocas horas iban a hacer”.

“Esto manda un mensaje: que Honduras no puede retroceder en esta lucha, pues el 90 noventa por ciento de las muertes que ocurren en el país son por culpa del narcotráfico. El saldo ha sido trágico… ¿Cuántas muertes de jóvenes se han perdido por este flagelo?”, dijo.

Honduras ya no es el país más violento del mundo, eso es algo reconocido a nivel internacional, bajamos casi 23 puntos, el propio secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), nos felicitó por bajar los índices de delincuencia –señaló Hernández.

“En esa misma visita yo le dije a él que la oficina de la ONU encargada de sacar cifras de índices de violencia ha estado utilizando datos de hace tres años y a los pocos días vino el director de esa oficina y reconoció el error”, dijo.

Hernández también relató que durante su reciente viaje a Costa Rica, donde participó en la cumbre de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la fundación que dirige Óscar Arias, ex presidente de ese país, presentó un informe donde utiliza cifras de hace varios años para colocar a Honduras como el país más violento del mundo.

“Nosotros les hicimos ver el error y al verificar lo que les estábamos diciendo nos pidieron disculpas. El mundo se está dando cuenta que estamos avanzando”, señaló.

El país empieza a respirar y a recuperar su libertad –siguió diciendo-. Toma su tiempo, a Colombia le llevó casi doce años, pero los hondureños hemos dicho basta, tal y como ocurrió con los españoles con el grupo terrorista ETA.

El Presidente de Honduras señaló que “Hay gente que fue haciendo riquezas a punta de atropellos, amenazas y extorsión, pero yo tengo el firme compromiso de recuperar la paz y estamos luchando para eso”.

“¿Cómo recuperar la confianza de aquellos que andan en taxi colectivo o que caminan en la calle y está expuesto a que los maten por el robo del celular?”, le preguntaron a Hernández. “¿Es posible que la seguridad baje a esos niveles?”.

“Sí es posible –respondió-. Los operadores de justicia han avanzado y logrado grandes éxitos. Sé que hay sectores que critican, que solo ven la mitad vacía del vaso, pero cuando vienen el vice canciller de Japón o el rector del Zamorano y nos dicen que ven con esperanza lo que está pasando en Honduras, entonces sabemos que vamos por el camino correcto”.

Repito: es un compromiso de mi Gobierno recuperar la paz y la tranquilidad; estamos trabajando fuertemente en combatir al delincuente, pero también iniciamos un movimiento muy fuerte en el tema de prevención con la ayuda de las iglesias, sectores de la sociedad civil, familias y otros miembros de la comunidad –dijo.

Sobre la depuración de la Policía Nacional, Hernández expresó que “falta mucha” y reveló que en los últimos meses han salido de la institución al menos dos mil 200 miembros.

“Pronto incorporaremos a mil 700 nuevos efectivos que han recibido al menos ocho meses de formación y no como ocurrió de 2006 al 2009, cuando solo recibían tres meses y no les hacían pruebas de confianza y eso minó a la Policía Nacional”, recordó.

Hernández añadió: “Estos nuevos elementos pasaron por las pruebas de confianza lo que nos garantizará que el que ingresa sea un recurso humano del que podemos tener mayor certeza de su formación y compromiso. A eso hay que agregarle que hay casi cinco mil efectivos de la Policía Militar que están combatiendo fuertemente a la delincuencia”.

Finalmente, el Presidente se refirió al caso de los miembros de la Tropa de Investigación y Grupo de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres) involucrados en el robo de un millón 300 mil dólares incautados al cartel de los hermano Valle.

De los que se robaron ese dinero, hablé con el fiscal encargado del caso y me dijo que está firme en el proceso y que los involucrados irán a juicio y que los culpables serán castigados –relató.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *