Más de 50 mil familias de la zona sur y occidente del país están obteniendo resultados esperanzadores con la puesta en práctica del programa Alianza para el Corredor Seco, iniciativa de la administración del presidente Juan Orlando Hernández que busca reducir la pobreza extrema en los municipios más vulnerables del país.

Este proyecto que cuenta con la colaboración de Estados Unidos a través de USAID, Canadá, Unión Europea y Banco Mundial, celebró este viernes su primer año de trabajar a favor de las familias que son afectadas por las sequías, lo que provoca pobreza y pobreza extrema.

El objetivo de este programa es rescatar 50 mil familias que están siendo afectadas por las sequías y en extrema pobreza. También reducir en un 20 por ciento la desnutrición de los niños menores de cinco años y crear la infraestructura viable en 280 kilómetros de carretera secundaria y terciaria en comunidades rurales del Corredor Seco.

“Esta es una de las mejores oportunidades que tienen los pobres del sur y occidente del país y le agradecemos al Presidente Hernández y a los cooperantes porque este proyecto nos cambia la vida”, dijo Gregorio García, líder de la comunidad de Belén Manazapa, Intibucá.

Por su parte, Nora Lizeth Valdez, una de las tantas beneficiarias de Aguanqueterique, apuntó: “Nosotros como campesinos nunca habíamos tenido la oportunidad de un proyecto como el que está dando el Gobierno de la República. Mi vida ha cambiado y ahora tenemos libertad de expresarnos”.

Mientras tanto, Maynor Said Hernández, alcalde de Piraera, Lempira, expresó que: “El proyecto es un convenido que se firmó hace un año y tiene como objetivo mejorar la economía y ayudar a la población más vulnerable que es donde nos afecta más en el tema de la desnutrición”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *