Ginebra.- El Comité de Derechos del Niño celebrará su 69 Sesión en el Palacio Wilson del 18 de mayo al 5 de junio de 2015, con el fin de examinar los informes que le serán presentados por ocho países, entre ellos Honduras, sobre la puesta en obra de la Convención de los Derechos del Niño y sus dos primeros protocolos.

Los protocolos son los relativos a la participación de niños en los conflictos armados y a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de menores en la pornografía.

El Comité celebrará dos sesiones, en las que se examinaran los reportes de Eritrea, México, Ghana, Honduras, Etiopía y Países Bajos como titulares de la Convención.

La delegación oficial de Honduras está conformada por la ministra de Salud, Yolani Batres; la subsecretaria de Derechos Humanos y Justicia, Karla Cueva, y la titular de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), Lolis María Salas.

Completan la delegación representantes del Congreso Nacional, el Ministerio Público, y de las Secretarías de Educación, Trabajo y Seguridad Social.

El Comité fue creado en 1991 en virtud de la Convención relativa a los Derechos del Niño a fin de examinar los programas realizados por los Estados parte en la aplicación de sus disposiciones.

Durante la presente sesión, el Comité centrará sus trabajos en tres proyectos de observación general sobre los gastos públicos consagrados a la realización de los derechos de los niños, los adolescentes y sobre los niños en la calle.

Además, examinará otros temas que podrían ser objeto de futuras observaciones generales.

Convención relativa sobre los Derechos del Niño
Cuando los Estados ratifican la Convención de Derechos del Niño, se comprometen a tomar todas las medidas necesarias para proteger a la niñez contra toda forma de violencia.

En todas las decisiones administrativas, legislativas o jurídicas que implican a los niños, el interés superior de los derechos del niño debe ser una consideración primordial.

Las opiniones de los niños son tomadas en cuenta, considerando su edad y su grado de madurez.
Los Estados parte se comprometen a reconocer a los niños el derecho a la vida y asegurar su supervivencia y su desarrollo.

Reconocen a los niños el derecho de gozar del mejor estado de salud posible, de beneficiar de servicios médicos y de un nivel de vida suficiente que les permita su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *