Tegucigalpa.- El subgerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Leonardo Deras, justificó que en el caso de Santa Rosa de Copán, la falta de fluido se debe a los trabajos de interconexión de un gran consumidor en la Unión.

“En el sur, lo que ocurre es que se han realizado modificaciones en las sub-estaciones del sector para absorber la potencia procedente de las plantas de energía solar, y que obligan a efectuar algunas desconexiones”, manifestó.

¿A quién No perjudica la interrupción de energía?, preguntó el funcionario para luego explicar que en esta época del año, caracterizada por la sequía severa, la capacidad de generación de parque hidroeléctrico se ve disminuida.

El Centro de Despacho de la ENEE registra en estos momentos 1,500 megavatios y la potencia instalada es de 1,700 megavatios, pero No todo este porcentaje está disponible.

Para el caso, la represa de El Cajón refleja una disminución de 30 megavatios en su capacidad de generación y, en general, se tiene una reserva de entre 30 y 40 megavatios.

El sub-gerente de la ENEE señaló que frente a tales contratiempos, Honduras tiene que proceder a la compra de los excedentes de energía de países vecinos que también presentan crisis en su balance de generación y demanda.

Se estima que nuestro país destina para la compra de energía unos 27 mil millones de lempiras, cantidad ésta que representa entre 90 y 92 por ciento de los costos de operación.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *