La gira política de Juan Orlando Hernández continuó con una concentración en Trinidad, Santa Bárbara y con la exposición de su plan de gobierno en la Cámara de Comercio en Industrias de Cortés. En ambos lugares, el aspirante presidencial del Partido Nacional habló de su compromiso por devolverle la seguridad al país.

“No permitiremos más impuesto de guerra (extorsión), a la gente luchadora que se gana el dinero dignamente; vamos a cambiar este país para que regresen la paz y la tranquilidad”, dijo Juan Orlando.

Y prosiguió diciendo: “Si se les hace pruebas antidoping a los futbolistas, ¿por qué no se va poder aplicar las pruebas de confianza a los operadores de Justicia? No es justo que sigan las extorsiones, los secuestros y los asaltos por culpa de algunas autoridades que se hacen los desentendidos, o que están coludidos o tienen miedo”.

En San Pedro Sula, durante la conferencia de prensa, un periodista le preguntó: “¿Qué significa esa frase suya de `Voy a hacer lo que tenga que hacer?`. Yo lo interpreto como que va a eliminar a la delincuencia en un cien por ciento y volver a los ochentas con aquel escuadrón 3-1”.

“Yo, Juan Orlando Hernández, voy a hacer lo que tenga que hacer para erradicar la delincuencia y recuperar la paz dentro del marco de la ley y de la mano del pueblo hondureño. Usted sabe lo que hay que hacer y en los primeros cien días se verán resultado”, respondió el aspirante nacionalista.

Juan Orlando también se refirió a las amenazas que ha recibido y dijo que “En todo este proceso de estructurar un nuevo modelo de justicia ha habido amenazas, últimamente han arreciado con mensajes directos, pero aquí no hay un paso atrás, porque entonces no vamos a poder recuperar la paz del país”.

Después de descartar nuevos impuestos “No hay necesidad, lo que hay que hacer es ser más eficientes en la recaudación de impuestos” –dijo–, se refirió a las encuestas señalando que “La candidata de Libre se estanca en unas de ellas y en otras va en descenso, mientras que nosotros subimos”.

“Este 24 de noviembre quiero que se inicie mi sueño del más grande programa de acción social (Vida Mejor) para darles a las 800 mil familias que viven con apenas un dólar al día, el Bono 10 Mil para que sus niños vayan al kínder, escuela y colegio”, señaló.

“También les daremos un piso de cemento, les arreglaremos los techos, les daremos una pila, un eco fogón y un filtro, porque cada familia, por humilde que sea, merece vivir dignamente. Así que a partir del próximo año habrá suficiente trabajo para reconstruirle los hogares a la gente pobre”, expresó.

Y concluyó diciendo: “Voy a medir a mis ministros por resultados, el que no cumpla con los objetivos es mejor que se quede en su casa, porque el que no tiene voluntad de servir no debe estar en el gobierno. Conmigo la gente haragancita no cabe”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *