Nueva Delhi, India.- Al menos 85 personas perdieron la vida el sábado por la explosión de una bombona de gas en un frecuentado restaurante del estado de Madhya Pradesh, centro de India, anunció la policía, que revisó su anterior balance de 104 muertos, evocando una pista accidental.

“Pensábamos que el balance era de 104 muertos basándonos en las informaciones de varias fuentes, pero ahora solo podemos confirmar 85 fallecidos”, declaró a AFP M.L.Gond, alto responsable de la policía de Jhabua, el distrito donde tuvo lugar la tragedia.

Esta catástrofe, que se produjo en la localidad de Petlawad, provocó el hundimiento de un edificio cercano y dañó a varios otros.
Las imágenes emitidas por televisión mostraban a numerosas personas y socorristas escarbando entre los restos de hormigón y de acero mientras la policía acordonaba el barrio.

Los cuerpos recubiertos de cenizas y polvo se iban depositando en la calzada, junto a las carcasas de vehículos calcinados.

Según Arun Kumar Sharma, responsable médico de Jhabua, la explosión dejó un centenar de heridos, una veintena de ellos gravemente.

La detonación se produjo hacia las 08H30 (03H00 GMT), justo cuando decenas de oficinistas y escolares tomaban su desayuno en el restaurante, declaró a AFP Seema Alava, alto responsable de la policía del distrito.

Unas horas después de la explosión, las autoridades evocaron una pista accidental, detonadores y cartuchos de dinamita, utilizados en la industria minera, que habrían sido almacenados o en el edificio donde estaba el restaurante o en algún edificio aledaño.

“Parece que alguien había almacenado esos explosivos, los que se usan en la industria minera, en uno de los edificios”, dijo Alava, “pero solo la investigación aportará informaciones exactas”.

“El restaurante se encontraba en un barrio muy animado de la localidad de Petlawad y muchos clientes estaban desayunando, lo que explica que el balance sea tan elevado”, había dicho anteriormente la responsable.

El establecimiento estaba situado cerca de una parada de autobús muy frecuentada, indicó otra fuente policial, Anurag Mishra, para explicar el gran número de muertos y heridos.

El primer ministro indio, Narendra Modi, reaccionó en su cuenta de Twitter y aseguró estar “extremadamente apenado por la pérdida de vidas humanas a causa de la bombona de gas en Jhabua”.

Poco antes de él, el jefe del ejecutivo de Madhya Pradesh, Shivraj Singh Chouhan, había expresado en su cuenta de Twitter sus condolencias para las familias de los afectados.

“La tragedia de Jhabua me parte el corazón. Presento mis condolencias a las familias de las víctimas y rezo por la pronta recuperación de los heridos”, dijo Chouhan, que ordenó la apertura de una investigación.

Chouhan ofreció 200.000 rupias (3.020 dólares) a las familias de los fallecidos y 50.000 rupias (755 dólares) a los heridos.

Las explosiones de bombonas de gas son habituales en India, donde suelen incumplirse las normas de seguridad, pero un balance tan elevado no deja de ser excepcional.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *