Tegucigalpa.- La designada presidencial María Antonieta Guillen de Bogran, manifestó que han recibido una auditoria social en la cual se ha verificado que el 85 por ciento de la población más pobre del país recibió el bono 10 mil.

Guillen de Bogran explicó que, “creemos que la auditorias y las revisiones las realizamos para mejorar, pero lo que es importante es ver que el 85 por ciento de las familias han recibido el bono 10 mil”.

La funcionaria también expresó que se tiene que continuar depurando, totalizando y ver que para estas familias el bono 10 mil representa el 65 por ciento de la canasta básica familiar.

Señaló que “ya no es función del gobierno, sino que (debe ser) un empoderamiento de la sociedad de continuar vigilante de este proceso, que sean ellos los que han convivido con las familias beneficiadas”.

La designada presidencial, aseveró que la administración del gobierno del presidente Porfirio Lobo ya dejó negociado el crédito.

“Lo aprobó el Congreso Nacional tanto como el Banco Mundial, el Banco Internacional de Desarrollo de 100 millones de dólares y el Banco Mundial con 12.5 millones para que en el próximo gobierno continúe el proyecto y no se detenga”, reveló.

La entrevistada dijo que el nuevo gobierno tendrá a mediados del último trimestre del próximo año, que hacer este tipo de evaluación y buscar revisión a lo interno de la Secretaría de Desarrollo y aportar recursos propios para pagar algunas transferencias.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *