Tegucigalpa.- Luego de que saliera a la luz pública una controversial llamada telefónica entre el Concejal Teodoro Bonilla y el presidente de la Sala Constitucional, las autoridades de la Corte Suprema de Justicia admitieron la exclusión de este último de juzgar a Bonilla quien es acusado por el delito de tráfico de influencias.

Luego de la llamada sacada a la luz, en la cual se demuestra que son amigos, se constatan supuestos actos de corrupción y se aprecian ofensas dirigidas hacia Jorge Rivera Avilés, presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La Corte de Apelaciones admitió la denuncia, interpuesta por el Ministerio Público, consistente en que Lozano estaba parcializado a favor de Bonilla.

Apelaciones solicitó a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que nombre un nuevo juez para que conozca el caso en contra del funcionario de la Judicatura.

Antecedentes.

El pasado miércoles 21 de octubre, la audiencia de declaración de imputado contra Teodoro Bonilla, acusado por tráfico de influencias en perjuicio de la administración pública, quedó en suspenso cuando la Fiscalía denunció que había “amistad manifiesta” entre el juez Víctor Lozano y el acusado Teodoro Bonilla.

La audiencia estaba programada para las 9:30 AM, prevista por el juez natural Víctor Manuel Lozano.

En la sala estuvo presente Bonilla, quien fue ingresado por la puerta de acceso del presidente del Poder Judicial, Jorge Rivera Avilés, quien le evitó ser entrevistado por los medios de comunicación.

Pero justo antes de iniciar la audiencia, el Ministerio Público presentó un incidente de recusación en contra del juez, argumentando la amistad manifiesta entre el acusado y el administrador de justicia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *