Al menos unas mil personas enfurecidas, armadas con machetes y bates, reclamaron esta mañana, el derecho a prenderle fuego a un hombre quien aparentemente habría violado y asesinado a un menor de siete años de edad.

El hecho se suscito en el municipio de San Francisco de la Paz, Olancho, zona central de Honduras, lugar en donde el antisocial fue detenido por las autoridades de la Policía Nacional y trasladado a la posta de la localidad de donde trataron de sacarlo los enfurecidos pobladores.

Según informaciones preliminares de uno de los policías encargados de la delegación policial, ellos deben cuidar la integridad del detenido aún si este fuera culpable del delito que le imputan ya que es su deber preservar su vida, mientras se escuchaban voces diciendo: “Entreguen a ese hijo de p… para prenderle fuego”.

El infortunado menor respondía a nombre de Juan Carlos Antúnez (7 años), presentaba evidencias de haber sido violado, y lo encontraron tapado con hojas boca abajo sin ropa y con una herida de arma blanca en la yugular lo que provoco su muerte aparentemente decapitado.

El supuesto asesino y violador responde al nombre de Carlos Peralta (23 años), y está detenido en la posta policial de San Francisco de la Paz, Olancho.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *