Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) en junio de 2014 se llevarán por primera vez una impresora 3D al espacio.

La NASA anunció que ese dispositivo será útil para reproducir piezas que se hayan “roto o perdido” en órbita.

Una vez en el espacio, la tripulación abordo necesita comunicarse con la Tierra para pedir el material que necesiten: desde piezas de recambio a nuevas herramientas, entre otras.

Y, cuanto más lejos de la Tierra se encuentre la nave, más tiempo tendrán que esperar los astronautas para recibir el pedido.

Según la NASA, el equipo ahorraría tiempo en vez de esperar a que las piezas sean fabricadas en la Tierra y enviadas al espacio, como ocurre en la actualidad.

La estación espacial estadounidense espera que esta nueva tecnología permita a los astronautas ser más autónomos.

Hecho en el espacio

La impresora 3D, diseñada por la compañía estadounidense Made in Space, será el primer dispositivo que consiga fabricar repuestos fuera de la Tierra.

La joven empresa, apenas fundada hace tres años, verificó recientemente el funcionamiento del aparato en gravedad cero.

En un video, la NASA explica la importancia de esta nueva tecnología y su funcionamiento. Como ejemplo, muestra la reproducción de una pequeña pieza en forma de U.

En algunos casos, la impresora viajará al espacio con los modelos de herramientas y piezas que sean necesarias reproducir en su memoria. No así, también será posible recrear nuevos materiales que sean necesarios.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *