Comayagua.- El primer vuelo con familias migrantes deportadas desde Estados Unidos, llegó este miércoles a tierras hondureñas por la Base Aérea Enrique Soto Cano en un vuelo con 33 personas deportadas, entre ellos varios niños, provenientes del “Centro Residencial de la Familia” con sede en Dilley, Texas, Estados Unidos.

Las unidades familiares que ingresaron de forma irregular a suelo norteamericano, han pasado por largo proceso judicial que culminó con la orden final de deportación, en su mayoría provienen de los Estados de Georgia, Carolina del Norte y Texas.

El lunes 04 de enero arribó a Honduras el primer vuelo con 115 ciudadanos hondureños retornados desde Estados Unidos.En 2014 se recibió a unos 36, 361 hondureños retornados y aunque en 2015 la llegada vía aérea disminuyó en un 46%, por la vía terrestre llegaron más de 47 mil compatriotas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *