Tegucigalpa.- Al menos 28 solicitudes de extradición ha recibido la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, por el gobierno de Estados Unidos de las cuales ocho de ellas ya ejecutadas.
A través de un comunicado, la Cancillería detalla cual ha sido el proceso de extradición realizado hasta el momento.

Es la primera vez que la Cancillería hondureña se refiere a una cantidad exacta de los pedidos de extradición de ciudadanos nacionales, luego de las acusaciones del dirigente liberal, Mauricio Villeda, quien dijo que esa oficina estatal guardaba “silencio cómplice” en torno a los nombres de 18 personas pendientes de ser capturadas.

“Esta Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, aclara una vez más que se trata de una materia de seguridad nacional que debe ser manejada con la seriedad que amerita”, reza uno de los párrafos de la nota oficial de Cancillería.

Los extraditados hasta el momento

La extradición de Carlos Arnaldo “El Negro” Lobo marcó el inicio de estos procesos judiciales allá por mayo de 2014.
La segunda extradición fue la Juving Alexander Suazo Peralta , alias “Chancleta”, quien fue detenido el 10 de septiembre de 2014 y entregado a Estados Unidos el 28 de octubre del mismo año.

En la víspera de la Navidad de 2014 se materializó la extradición de los hermanos Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle , ambos considerados los capos más importantes del cartel de los Valle.

El menor del clan Valle, José Inocente, en compañía de su esposa, Marlen Griselda Amaya, también fueron extraditados hacia Estados Unidos. La pareja abandonó Honduras el 23 de enero de 2015 luego de ser capturados el 2 de octubre de 2014.

El séptimo hondureño expatriado fue Héctor Emilio Fernández Rosa , alias “Don H”, quien era considerado un importante capo de droga que operaba en forma autónoma. Su extradición se ejecutó el 5 de febrero de 2015, luego de reprogramarse varias veces su vuelo hacia Estados Unidos por las constantes nevadas.

A mediados de octubre de 2015 se realizó la expatriación de Wilmer Alonso Carranza Bonilla , un exagente asignado a Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI). Éste fue detenido el 11 de junio en Tegucigalpa y 124 días después llevado hacia Estados Unidos.

El noveno eventual extraditado sería José Raúl Amaya Argueta , detenido el pasado 23 de septiembre en Tegucigalpa. Sobre él penden acusaciones de narcotráfico, al ser ligado por EEUU con el cartel de los Valle Valle. Este imputado es hermano de la extraditada Marlen Griselda Amaya Argueta.

Además Carlos Emilio Arita Lara considerado el administrador del cartel de los Valle, correrá la misma suerte luego que la Corte de Justicia de Honduras autorizara su extradición a EEUU. Se convertiría en el décimo nacional expatriado.
A la par de estos ocho extraditados hacia EEUU, otros cuatro connacionales fueron detenidos por autoridades norteamericanas: Digna Azucena Valle, los hermanos Javier Heriberto y Denis Leonel Rivera Maradiaga (Los Cachiros), Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014), así como Yankel Rosenthal Coello, éste último detenido en Miami y señalado por blanqueo de capitales ligados al narcotráfico.

Otros casos como Yani Rosenthal, acusado por lavado de activos ligados a la narcoactividad; Rafael Leonardo Callejas y Alfredo Hawit, ambos inculpados en el escándalo de sobornos en el FIFAgate, se entregaron a la justicia por su propia cuenta.

cuadro

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *