Oklahoma.- Un oficial de Policía de Oklahoma ha sido objeto de burlas por el momento incomodo que tuvo al registrar un sujeto que hacía escándalo público dentro de un hotel.

El sospechoso llamó la atención bajandose los pantalones en el lobby del hotel provocando el llamado a las autoridades.

La Policía llegó al lugar y procedió con su arresto, pero justo cuando uno de los agentes se disponía a hacer su revisión de rutina al sospechoso, el mismo rápidamente – y con timidez – se da cuenta “que no es una arma”.

La acción se ha viralizado en las redes sociales donde se destaca la acción del policía y no tanto la del comportamiento del hombre detenido.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *