Tegucigalpa. Los cobros ilegales en las oficinas consulares de Honduras, en especial de Estados Unidos, son cosa del pasado, reconoció el presidente Juan Orlando Hernández.

“Este es un problema que dijimos que lo íbamos a resolver y lo resolvimos” indicó el gobernante, al expresar su satisfacción porque en los últimos meses las denuncias de irregularidades prácticamente se han reducido a cero.

En el pasado fue una constante que los hondureños que migraron a Estados Unidos denunciaban ser víctimas de cobros abusivos o ilegales por servicios consulares, entre ellos, adquisición de pasaportes, salvoconductos, constancias y certificaciones, entre otros.

Además, los compatriotas denunciaban ser víctimas de malos tratos o de la negligencia en la atención que debían brindar los agentes consulares.

“Ahora tenemos cámaras que están pasando en tiempo real lo que ocurre en las salas de atención, esas cámaras tienen sonido, la gente puede saber que la estamos viendo y escuchando cómo los están atendiendo”.

Indicó que no se trata solo de ofrecer un servicio efectivo en la tramitación de documentos sino también “cómo lo tratan”.
Advirtió que el funcionario que no esté a tono con la nueva vocación de servicio que se ha imprimido en este gobierno, porque quizás no le guste ese trabajo, entonces “que busque otro trabajo y ponemos a alguien que si le guste”.

A inicios de gobierno “tuvimos que sacar unos siete u ocho cónsules de Estados Unidos de un solo plumazo pero esa era la idea, mandar un mensaje de que al migrante se le debe tratar de manera especial, de manera digna”.

Los cónsules que fueron removidos, en febrero de 2014, fueron los que estaban acreditados en las oficinas de Atlanta, Chicago, Dallas, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva York y Nueva Orleans.

“Eliminamos el cobro que hacían los cónsules por honorarios y lo cambiamos para que ellos devengaran un salario y que fuera un buen salario, pero a cambio de eso (los compatriotas) no deben hacer ningún pago por servicios que le de el consulado, claro, se pagan otras cosas porque al final así lo dice la ley pero eso debe ser pagado en el banco”, indicó.

Hernández destacó como un logro de la actual gestión haber creado el Fondo de Auxilio al Migrante, con disponibilidad de 100 millones de lempiras. Estos fondos están disponibles para atender necesidades apremiantes de hondureños que viven en el extranjero. “Ese dinero ahí está y es para auxiliar en caso de una tragedia a nuestra gente”.

En cuanto a los cambios en el servicio exterior, indicó que a partir del 27 y 28 de enero se darán a conocer algunas medidas que se tomarán, como parte de la reingeniería anunciada por el gobierno en meses pasados.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *