enero 17, 2021

Tegucigalpa.- Autoridades de la Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, se reunieron con la Mesa Departamental de Comayagua, a fin de conocer los proyectos que impulsará el Gobierno de la República para que los centros penales sean auto sostenibles, en vista que anualmente el Estado invierte 162 millones de lempiras en su manutención.

La reunión contó con la presencia de la Subsecretaria de Gobernación y Descentralización Clarisa Morales, el Alcalde de Comayagua Carlos Miranda, la Gobernadora Departamental Ana Valenzuela, autoridades del Instituto Nacional Penitenciario, Fusina, Policía Nacional, Cruz Roja, CONADEH, Caritas, Cámara de Comercio, Iglesia Católica y Evangélica, entre otros.

Asimismo, se contó con la representación de autoridades de las Alcaldías de la Villa de San Antonio, Ajuterique, San Jerónimo, La Libertad, Lamaní y Siguatepeque.

El Gobierno de la República pretende impulsar dentro de los Centros Penales talleres ocupacionales, artesanales, educativos y agroindustriales, con el propósito que las personas privadas de libertad puedan generar ingresos, a fin de que dichos centros sean auto sostenibles.

En su intervención, la Subsecretaria de Gobernación y Descentralización Clarisa Morales dijo que el impulso de estos proyectos tendrá un impacto positivo a nivel nacional ya que se pretende que las personas privadas de libertad, una vez cumplida su pena, puedan reinsertarse en la sociedad.
Agregó que el Presidente Juan Orlando Hernández le ha dado prioridad al Instituto Nacional Penitenciario porque su quehacer está vinculado con el tema de seguridad nacional.

En el caso de la Granja Penal de Comayagua, Morales refirió que es una de las más importantes por la productividad que puede llegar a tener, por la cantidad de internos que posee y por estar localizada en un Municipio que posee gran potencial para el país.

Por su parte, el Alcalde de Comayagua Carlos Miranda expresó que la idea es que los centros penitenciarios sean más productivos y que se conviertan en centros de formación, donde las personas privadas de libertad puedan invertir su tiempo en actividades productivas que les puedan generar ingresos cuando recobren su libertad.

“Comayagua tiene una de las granjas penales que ha sido modelo, no sólo por lo que se ha logrado hacer sino por el terreno que tiene para realizar actividades del agro”, señaló.

En ese sentido, Maribel Ramos Delegada del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) manifestó que “es positiva la labor que se va a realizar para el privado de libertad, tanto dentro del centro como para su reinserción”.

Agregó que a través de los proyectos se debe trabajar para fomentar en el privado de libertad una cultura de disciplina, amor al trabajo y sostenimiento de su familia.

El trabajo que realizarán los representantes de las diferentes instituciones a través de la Mesa Departamental será un aporte importante para poner en marcha los proyectos en los centros penales a nivel nacional a través de los cuales se beneficiará a más de 16 mil personas privadas de libertad, mediante el impulso de acciones de educación, rehabilitación y reinserción.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *