Los países del Istmo Centroamericano y República Dominicana continuarán creciendo alrededor de 4,5 por ciento en 2016, gracias a la esperada recuperación económica de EE.UU. y la caída del precio del petróleo, lo que crea un ambiente propicio para que la región implemente reformas para aumentar la productividad y la competitividad internacional.

Así lo afirmó el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, en su discurso de inauguración de la Trigésima Reunión de Gobernadores del Istmo Centroamericano y República Dominicana, que se lleva a cabo en la capital estadounidense los días 29 de febrero y 1 de marzo. Todos los años los Gobernadores de la subregión se reúnen unas semanas antes de la Asamblea Anual del Banco.

“Hay que aprovechar este entorno para forjar políticas dirigidas a lograr crecimiento, estabilidad, empleo y equidad a mediano y largo plazo”, dijo Moreno a las máximas autoridades económicas de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Los países deben promover el desarrollo de ventajas comparativas en bienes de mediana y alta tecnología, dijo Moreno, además de diversificar la matriz energética; aumentar el ahorro público a través de mejoras en la recaudación tributaria y la eficiencia del gasto; e invertir en infraestructura y capital humano, enfatizando los aspectos de logística y de capacitación laboral para incorporar más jóvenes a la actividad económica.

Los gobiernos de la subregión han mejorado sus marcos de políticas para mantener la estabilidad y evitar sobresaltos, y han expandido sus horizontes comerciales. Además, han implementado iniciativas de integración regional como SIEPAC en el sector eléctrico, Salud Mesoamérica, el Corredor Pacífico y el Plan para la Prosperidad del Triángulo Norte.

“Todos estos esfuerzos nos permiten ser más optimistas sobre el futuro”, dijo Moreno. “Sin embargo, es un buen momento para reflexionar sobre qué podemos hacer para asegurar que la prosperidad perdure y que sus frutos se compartan más equitativamente”.

El objetivo de los dos días de sesiones es de intercambiar puntos de vista sobre el entorno económico regional y conocer los detalles sobre las operaciones del Banco en el año 2015 y el panorama para 2016. Los temas a discutir incluyen el panorama mundial y las opciones de financiamiento para la región, y acciones para mejorar la transparencia de las políticas públicas.

El encuentro también permite a los ejecutivos del BID explicar los alcances de la reciente reorganización de los diversos departamentos del Banco que atiendan al sector privado en una nueva entidad dentro del Grupo BID, reconociendo así la importancia de las alianzas público-privadas en la financiación de la infraestructura y el desarrollo en general en América Latina y el Caribe.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *