Tegucigalpa.- La diputada Liberal, Gabriela Núñez, manifestó hoy que es necesario que se le diera transparencia al registro del gasto que se va a hacer para el pago de los pasivos laborales a quienes dejen de formar parte de la Policía Nacional.

“Propuse que la Secretaria de Finanzas, aperturara las partidas correspondientes para que puedan registrar de forma clara y transparente para el cumplimiento de este decreto, y por el otro lado que la propuesta inicial venia encaminada a generar más endeudamiento”.

Sin embargo, “aquí se propuso que fuera dentro del límite ya autorizado dentro del presupuesto de la República y que se le permitiera a la Secretaria de Finanzas, contratar un banco estructurador en caso de que lo necesite”, agregó la legisladora.

Asimismo, dijo que el límite en el presupuesto es de “30 mil millones que ya están en el presupuesto, 17 mil millones de crédito interno y la diferencia a crédito internacional, así que dentro de estos márgenes la Secretaria de Finanzas, puede tomar estos recursos y cargárselos a los pagos de las obligaciones, de los policías que sean depurados o cancelados”.

En cuanto a lo que se podría estar utilizando para pagar prestaciones, Núñez indicó que “eso va a depender del número de policías, se hablaba aquí de que podrían estar saliendo de unas 1500 a 3000 personas y nosotros calculamos que el salario promedio de una persona puede andar entre los 10,000.00 y 15,000.00 lempiras” expresó la parlamentaria.

En ese sentido explicó que si este personal “tiene una antigüedad promedio de unos 10 años, entonces, estaríamos hablando que cada policía puede costarle aproximadamente entre 150 mil a 200 mil lempiras en promedio y multiplicado por el número de personas que salgan” y así dependerá del proceso de depuración que se haga.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *