Tegucigalpa.- Luego de realizar una asamblea, los dueños y conductores de buses rapiditos denominados “brujitos”, determinaron cerrar operaciones ante la extorsión que son víctimas, esta acción la tomaron los que cubren la ruta colonia Quezada-Centro.

La decisión de operar es tomada a partir de este lunes, esto es lo que dejan como resultado del acecho de los extorsionadores.

En un comunicado, los empresarios del rubro explicaron que ante el repunte de las acciones de los malhechores, se vuelve insostenible la operatividad de la llamada línea de los “buses brujos”.

“No estamos dispuestos a permitir que más compañeros de oficio caigan como víctimas de los antisociales”, señala el comunicado.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *