En Honduras, el gobierno declaró “estado de emergencia” para manejar un brote de dengue que ha dejado 16 muertes en lo que va del año.

El presidente Porfirio Lobo tomó la decisión en un consejo de ministros, un día después de que la Comisión Permanente de Contingencias confirmara la muerte número dieciséis y que 13.828 personas se hayan visto contagiadas con la enfermedad.

La orden de Lobo establece que el combate y control del zancudo responsable de la transmisión del virus es una “prioridad nacional”.

Ya en junio el gobierno hondureño había decretado la alerta sanitaria en más de la tercera parte de los municipios del país, pero la emergencia abarca ahora casi la mitad del territorio nacional.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *