enero 16, 2021

El diputado y jefe de bancada Liberal Yuri Sabas, afirmó que el contrato de la construcción del aeropuerto de Palmerola lleva consigo una cláusula que deja establecido que si no se cierra Toncontin, el Estado hondureño tendrá que pagar a la empresa que manejara el aeropuerto en Comayagua una onerosa suma de dinero.

“El valor de la multa sería de unos ochocientos mil dólares que equivalen aproximadamente a unos dieciocho millones de lempiras” dijo.

Si el Aeropuerto Internacional de Toncontin sigue operando después que comience operaciones el nuevo Aeropuerto de Palmerola Honduras será sancionado lo que significa más alzas a los impuestos al pueblo hondureño expresó.

El parlamentario dijo que el contrato es claro y que establece que “si después de los noventa días de abrir operaciones palmerola, Toncontin continua sus operaciones nacionales e internacionales se le aplicará una multa de ochocientos mil dólares mensuales al país”.

Por lo tanto dijo que esas cláusulas son contractuales y se deben de quitar, porque es irrisorio que se le da la concesión de explotación del aeropuerto a la empresa y por encima de eso se le tiene que pagar por algo que es nuestra decisión, si nosotros queremos tener operando Toncontín es nuestra decisión apuntó.

Sin embargo, llamó al Gobierno a defender los intereses del país y eso solo se define que haya más cobertura y condiciones para atraer la inversión extranjera al país.

Calificó de ilógico la acción del Presidente porque por un lado hace aeropuertos en otros lugares de Honduras y por otro lado cierra los que ya están hechos concluyó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *