“Estamos muy preocupados y pensamos que puede ser una represaría del gobierno de EE.UU. por las situaciones que está viviendo nuestro país”: dice activista hondureño en cuanto a la ampliación del TPS.

Tegucigalpa.- Según el presidente de la Organización Hondureña Francisco Morazán, Francisco Portillo, el hecho que las autoridades de Estados Unidos aún no se pronuncien sobre una ampliación del Estatus de Protección Temporal (TPS), se debe a una represalia por la situación de país en Honduras.

“Estamos muy preocupados y pensamos que puede ser una represaría del gobierno de Estados Unidos por las situaciones que está viviendo nuestro país”, expresó el activista hondureño.

Seguidamente, consideró que los migrantes no son los culpables por la situación de país de Honduras, “la comunidad hondureña no tiene culpa de la situación que se está viviendo en nuestro país”, aludió.

Las autoridades norteamericana debían pronunciarse sobre la posible decimotercera ampliación del TPS el pasado 5 de mayo, ya que la ley establece un período de reinscripción de 60 días antes del vencimiento de la última ampliación, la que en este caso tiene vigencia hasta el 5 de junio próximo.

Actualmente, los hondureños acogidos al TPS cuentan con permisos de trabajo hasta el 5 de julio del presente año, por lo que el gobierno ha solicitado ampliar ese beneficio migratorio.

El TPS fue aprobado a principios de 1999, fue otorgado después del desastre causado por el huracán Mitch en la región centroamericana, siendo Honduras y Nicaragua los países más afectados. Desde entonces, se han emitido 12 prórrogas.

“Definitivamente no tenemos ninguna claridad en el proceso de aprobación, estamos preocupados”, reiteró Portillo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *