Tegucigalpa, Francisco Morazán. La investigación a cargo de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida de Tegucigalpa le hizo justicia a un niño de ocho años y a su madre, el primero, perdió la vida tras la brutal golpiza de su agresora y la segunda, sobrevivió al ataque por “milagro”.

El trágico suceso se dio en la capitalina colonia “Los Pinos” el pasado 21 de octubre de 2105 en horas del mediodía, la sentenciada, Marcelina Zúniga Cálix (31) ingresó por la parte trasera de la humilde vivienda de la señora Jessica Anabel Díaz López (24) a quien sin piedad la imputada comenzó a atacar utilizando “un garrote”.

Cuando la víctima yacía muy mal herida en el suelo, justo en ese momento, llegó el niño José Bonieek Oseguera Díaz (8) quien al presenciar la escena desconsolado empezó a llorar, circunstancia ésta que motivó a la agresora a seguir su ataque en esta oportunidad contra el menor, quien producto de la golpiza, falleció en el lugar.

Zúniga Cálix huyó del lugar, en breve, al sitio de la escena del crimen, llegó una vecina en busca de un cargador de celular, sumamente angustiada al observar los cuerpos pidió el auxilio de los vecinos para trasladar a la sobreviviente al Hospital Escuela Universitario (HEU).

El dictamen preliminar de autopsia detalló que José Oseguera (8), falleció por causa de golpes de objeto romo, un total de seis heridas, lo cual le provocó una hemorragia, contusión y laceración cerebral.

Desde ese momento, los fiscales de Delitos Contra la Vida se ocuparon de hacer una seria investigación de los hechos, mismos que dieron como resultado probar contundentemente la autoría de Zúniga Cálix de este trágico hecho.

Por lo anterior, la acusada y su Defensa, optaron por la aplicación de un Procedimiento Abreviado el cual, habiendo reunido todos los requisitos que la Ley dispone fue aplicado, por lo que se dictó Sentencia Condenatoria contra Zúniga Cálix quien deberá cumplir por concurso real de delitos, 19 años por el delito de Asesinato y 13 años seis meses por Asesinato en su grado de Ejecución de Tentativa. Zuniga Cálix, fue trasladada al Centro Femenino de Adaptación Social (CEFAS), en Támara, Francisco Morazán., donde cumplirá su condena.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *