Más de 500 miembros de la Policía Nacional que están asignados a las cárceles del país, interpusieron una denuncia formal ante el Ministerio Público para exigir que se les mejoren sus condiciones laborales y salariales.

Abel Orellana abogado penalista y representante de los uniformados explicó que el objetivo de la denuncia es para lograr un aumento salarial a sus representados, aunque dicha acción abarcaría a toda la institución policial, refirió.

Orellana expresó, que las acciones de los policías penitenciarios son porque ellos están sufriendo un atropello laboral, y se consideran sometidos a una serie de marginamientos.

“Esta defensa de estos policías penitenciarios es porque les han violentado sus derechos laborales, todos los días han sido objeto de maltratos laborales, porque no se les ha dado un incremento salarial que se les asigna a los demás miembros de la institución del orden, lo cual es un derecho laboral que ellos tienen, desde hace ya un tiempo” dijo.

El abogado defendió, la acción emprendida, aduciendo que ni de lo necesario les suministran a los policías penitenciarios “nosotros hicimos esta acción ante el ente encargado, porque hemos hecho otras exigencias a otras instituciones para que les den el incremento y el malestar en este momento de estos policías es porque no se les da, ni uniformes, ni botas y el trato que se les da, no es igual” aseguró.

Sin embargo, explicó que la denuncia va contra las autoridades penitenciarias, porque estas han incumplido los deberes de los funcionarios al existir un acuerdo que la Policía Nacional tiene, por lo que concluyó, que las exigencias laborales deben de cumplirse, y recalco que son entre 500 y 800 los miembros policiales los que están en problemas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *