La oficina del alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos Humanos, realizó una reunión con el objetivo de contribuir con las reformas penales que pretende el Ejecutivo, se trata de diálogos democráticos y participativos que abogan por medidas favorables al respeto de los derechos humanos en la lucha contra la criminalidad.

María Soledad Pozo, representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas, manifestó que algunas consideraciones y valoraciones de la oficina han sido tomadas en cuenta y otras todavía no pueden calificar hasta donde se ha llegado.

En tal sentido pozo agregó que, “creo que terrorismo, todavía no está muy claro hasta cuanto se han considerado las valoraciones y preocupaciones en la oficina en cuanto a la definición de delito de terrorismo, otros puntos son el pensar un poco mas con detenimiento la reforma del sistema penitenciario, sobre todo el tema de escuchas telefónicas”, finalizó la entrevistada.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *