diciembre 1, 2020

Tegucigalpa.- Las autoridades de la Secretaría de educación, aseguraron hoy que los padres de familia solo deberán cancelar por gastos de graduación el fin de año, un aproximado de cuatrocientos setenta y seis lempiras en el sistema público del país.

La directora departamental de Francisco Morazán, Glenda Rivera, manifestó que esto se hace “con el fin evitar asuntos, este de que algunos centros educativos cobran más allá del valor que corresponde a una cena o a un evento trascendental”.

Rivera explicó que ellos realizaron los cálculos del costo de graduación y salen que el padre de familia invertirá cuatrocientos setenta y seis lempiras en un acto sencillo, sin costos onerosos.

“Hay centros educativos que tienen togas de su propiedad, que se las alquilan a los mismos estudiantes y que por el pago del aseo de esa toga, les cobran cierta cantidad a los muchachos, hasta ahí se puede aceptar”, sostuvo.

La funcionaria advirtió que el acto de graduación debe ser solemne y si se quiere realizar una fiesta eso ya sería una cosa aparte. “Ya son los padres de familia los que tienen que organizarse para hacer esa fiesta y son ellos que tal vez tendrán que hacer sus contribuciones, pero el colegio no se debe involucrar en ese tipo de actividades”, subrayó.

Señaló que el director como responsable del centro educativo no debe gestionar ningún acto posterior al acto solemne de graduación, debido a que está prohibido.

“Solo el padre de familia que quiera hacer una fiesta o que quieran todos los graduandos hacer una fiesta y que los padres de familia lo organicen, eso ya nosotros no lo podemos impedir porque eso ya es asunto de los padres de familia”, puntualizó.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *