*** Este documento proporciona herramientas para reconocer, evaluar y reducir el riesgo del personal de salud

Tegucigalpa.- De acuerdo con una investigación realizada por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud OPS/OMS en el marco del proyecto binacional DIPECHO “Fortalecer el acceso a los servicios de salud seguros y resilientes en las zonas propensas a la violencia en Honduras y El Salvador” y el Plan de Acción DIPECHO 2016-2017, se encontró que los servicios de emergencia son las áreas donde se presentan el mayor número de incidentes de violencia que afecta a los trabajadores de la salud.

Es por ello que a través del trabajo multidisciplinario se realiza el lanzamiento de los Lineamientos de Protección para los Prestadores de Servicios de Salud ante Situaciones de Riesgo Producto de la Violencia Social y de la Campaña Salud Sin Daños, bajo el lema “Ellos Protegen tu Salud, Protejamos su Misión”.

El objetivo de estas herramientas es mejorar la protección del personal, la infraestructura y los medios de transporte necesarios para la provisión de servicios en el sistema nacional de salud, ante los hechos de violencia social que limitan el acceso de la población.

En tal sentido los establecimientos de salud que presentan mayor vulnerabilidad frente a la violencia son aquellos en donde hay una debilidad en la infraestructura y menor vigilancia. Es por ello que los lineamientos son un esfuerzo conjunto entre diferentes áreas de la Secretaría de Salud, la Cruz Roja Hondureña, Cruz Roja Noruega y la OPS/OMS bajo el financiamiento de la Unión Europea.

Otro aspecto que se pretende caracterizar son las situaciones de riesgo y hechos violentos cometidos contra los servicios de salud en los principales hospitales de referencia nacional del segundo nivel de atención, ubicados en Tegucigalpa y San Pedro Sula: Hospital Escuela Universitario (HEU), Hospital Mario Catarino Rivas; y el Hospital del Progreso en Yoro.

Además, en los establecimientos del primer nivel de atención Las Crucitas, Tres de Mayo y San Francisco de Comayagüela; en los Consejos de San Pedro Sula, Villanueva, Chamelecón y Sistema Pre-hospitalario de Cruz Roja Hondureña de Santa Bárbara y Yoro.

El estudio también revelo que la complejidad de las acciones y por la atención constante de heridos producto de hechos violentos aumentando el riesgo por la afluencia de pacientes o familiares que portan armas, de igual manera la presencia de miembros de grupos delictivos contrarios, así como el ingreso de personal de las fuerzas armadas.

La vulnerabilidad también aumenta debido al sector donde se encuentran ubicados los establecimientos de salud, la presencia de grupos antisociales en los alrededores, la posibilidad de enfrentamientos entre estas estructuras o por los operativos que realizan las fuerzas del orden público en cercanías a los servicios de salud; lo que además genera mayor riesgo para el personal que labora en estos establecimientos.

Otro factor que aumenta el riesgo de los establecimientos de salud y de los trabajadores sanitarios, es el tránsito de pacientes privados de la libertad que son atendidos por diferentes enfermedades y que no son atendidos en los centros de reclusión.

De igual manera se necesita avanzar en la concienciación tanto de las autoridades como de la población en general, frente a la importancia de proteger los servicios de salud, por ello la OPS se suma en un esfuerzo conjunto para lanzar la campaña comunicacional.

La Campaña está orientada al Respeto y a asegurar la atención de Salud sin Daño, favoreciendo el acceso a los servicios de salud para toda la población con oportunidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *