A 45 días de las elecciones generales, persisten las dudas acerca de la confiabilidad del Censo Nacional Electoral (CNE). Según diversas denuncias, existen datos contradictorios entre las cifras del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Ante este panorama, la Coalición de Observación electoral no partidaria N-26, en el marco del Proceso Electoral 2017, manifiesta su preocupación ante las autoridades del Tribunal Supremo Electoral sobre las incongruencias numéricas entre las instituciones responsables del dato oficial y estadístico de población y de la institución que identifica y registra las personas.

Estas incongruencias ponen en el debate público, la necesidad impostergable de que Honduras cuente con datos estadísticos serios y confiables que sean producto de un proceso que parta de una depuración permanente, que permita resolver las irregularidades, sobre todo, los traslados electorales.

Asimismo, preocupan también las denuncias en cuanto a la entrega de la tarjeta de identidad. El RNP debe garantizar que la emisión y entrega de la tarjeta de identidad, no sea un obstáculo para que los electores habilitados en el CNE ejerzan el sufragio.

En vista de lo anterior, Observación N-26 considera que el TSE, debe garantizar la transparencia del proceso y despejar las dudas sobre las cifras del CNE y resolver en base a la ley electoral lo relacionado con los traslados electorales.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *