Una vez que se desata la cadena del odio se va hacia el abismo, advierte el jerarca católico

La democracia está en crisis porque al que piensa distinto no se le ve como adversario, sino se le ve como enemigo, sentenció el cardenal Oscar Andrés Rodríguez, en la homilía dominical.

“Con un adversario se puede dialogar, pero al enemigo parece que hay que destruirlo y eso es algo que nos lleva hacia el abismo”, advirtió este día.

“Eso tiene que cambiar, Honduras no puede progresar así y lo digo para todos nosotros hondureños, necesitamos encontrar a Jesús, al Evangelio y no a ninguna de las ideologías”, sugirió.

Cadena

“Una vez que se desata la cadena del odio se va hacia el abismo de la auto destrucción”, agregó.

Según el jerarca católico, “la fiebre es todo aquello que nos impide vivir hoy, pero la fiebre sólo puede desaparecer en el contacto con el Señor Jesús”.

“Jesús es esa mano tendida que nos levanta para sacarnos de la postración, para calmar cualquiera de las fiebres”, sostuvo.

“Esa fiebre la padece hoy la humanidad, la fiebre de las ideologías, la fiebre de la violencia, la fiebre del sin sentido”, detalló.

“Cuánta fiebre padece nuestra sociedad que nos vuelve indiferentes ante la violencia de las guerras y las estructuras injustas que lanzan a las personas a la marginación”, enfatizó.

Droga

Por otra parte, consideró como una de las aberraciones de hoy día la siguiente: “Quieren aprobar una droga, un estupefaciente y dicen que es por razones de salud”.

“Cualquier profesional de la salud, nos dice que todo tipo de droga daña la salud. De manera, que un país que tiene un Ministerio de Salud, cómo puede aprobar algo que va contra la salud”, enfatizó.

“Creo que esas fiebres van poco a poco contaminando la sociedad que se aleja del Señor Jesús”, concluyó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *